Derechos Humanos

Las vidas migrantes también valen 2: entrevista a Mery Cortez, madre de Romario Veloz.

El 20 Octubre pasado, una bala arrebató la vida de Romario, un joven Mc de la comunidad Hip Hop. De origen ecuatoriano residiendo en Chile, llegó junto a su familia buscando y luchando por su derecho a una vida digna. Nos reunimos para conversar con su Madre Mery, para compartir sus sentires y pensares, honrar la memoria de Romario y recordando los motivos que les han llevado a salir sin miedo a las calles para pedir el respeto a sus derechos.

¡Las vidas trans y migrantes importan!

¡Las vidas trans y migrantes importan!

Los crímenes de odio contra las personas trans continúan en Chile. El día 08 de noviembre de 2022 se difundió en medios el asesinato de Keyti Sayuri Rodríguez Vásquez, mujer trans de origen peruano, en el Parque Forestal de Santiago, Región Metropolitana. 

Este hecho se suma a una serie de crímenes de odio contra personas trans durante el presente año. Aún no se tienen respuestas efectivas por parte del Estado para que estos hechos no queden en impunidad y es por ello que las organizaciones sociales LGBTIQ+ demandan que existan cambios relevantes en la institucionalidad para combatir de una vez por todas la discriminación y los discursos de odio para que todas las personas vivan con integridad, dignidad y respeto.

Que el ser migrante, el ser trans, el ser diversx... no nos quite la posibilidad de vivir y trabajar en el país donde nos encontremos.

¡No más crímenes de odio hacia personas trans y migrantes!

Ilustración: Ivanna Orozco.

"MIGRAR ES UN DERECHO, TRABAJAR TAMBIEN"

1ro. DE MAYO DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO 

Transcurrido un año de la pandemia global del Covid-19, ésta sigue teniendo graves impactos en América Latina y El Caribe, la situación de los trabajadores y trabajadoras se ha precarizado, especialmente de las personas migrantes y refugiadas que se encuentran en trabajos esenciales como las trabajadoras de casas particulares, los trabajadores del reparto, los vendedores ambulantes, las artesanas y de quienes están en las cadenas de cuidado.

Las condiciones de vulnerabilidad de las personas migrantes y aquellas con necesidad de protección internacional se han duplicado por la pandemia por el cierre y militarización de las fronteras que obligan a los migrantes, a niñas, niños y adolescentes y a sus familias a optar por pasos irregulares en donde son víctimas de redes criminales, de trata y tráfico.

Condenamos la actitud de gobiernos como el de Brasil que ha decidido abandonar los pactos internacionales para no cumplir con sus obligaciones de proteger los derechos de los migrantes. Por el contrario, está criminalizando la migración y muchos migrantes, especialmente haitianos están muriendo al cruzar las fronteras hacia el Perú. Chile por su parte, ha decretado órdenes masivas de detención y expulsión de inmigrantes y con la nueva Ley de Migraciones exige la obtención de visas en los países de origen, empujando a grandes flujos migratorios a cruzar las fronteras por pasos no habilitados. Ecuador, aprobó reformas a la Ley de Movilidad Humana para incluir la deportación o expulsión de personas, sin el debido proceso, eliminó la ciudadanía sudamericana y andina retrocediendo en el proceso de integración de los países latinoamericanos.

Denunciamos la situación de las trabajadoras de casa particular, muchas de ellas migrantes que han sido despedidas sin recibir cesantías, sin beneficios sociales o siguen enfrentando abusos por parte de sus empleadores, la extensión de sus jornadas laborales y sin derecho al descanso. Las trabajadoras horticultoras en Argentina sufren ataques de pánico y se encuentran solas, sin redes de contención. Los trabajadores del reparto en Plataformas Tecnológicas como Glovo, Ubber, Pedidos Ya han aprovechado la crisis sanitaria para ejercer prácticas explotadoras, rebajas salariales, no asumen los riesgos de accidente de los trabajadores y ni siquiera los conciben como trabajadores bajo dependencia sino como “empresarios individuales”. Similar situación experimenta los trabajadores ambulantes, migrantes que se arriesgan diariamente a salir a trabajar en la vía pública para llevar comida a sus familias y se enfrentan a discursos de odio y de xenofobia.

Condenamos las ganancias obscenas de las farmacéuticas y de otras empresas que han lucrado con la pandemia del Covid 19, máxime cuando los sistemas de salud se han deteriorado. Miles de migrantes han muerto y ni siquiera se encuentran en las estadísticas de los gobiernos, menos aún en los planes de vacunación, destinados en algunos casos únicamente para la población local. Denunciamos la agudización de la violencia de género, el incremento de los feminicidios, las asimetrías en el acceso a la salud, educación y empleo de las mujeres migrantes. La discriminación en la entrega de bonos o ayudas económicas que son entregadas únicamente a los maridos y no a las mujeres que se encargan de sacar adelante a sus hijos e hijas y que trabajan en las cadenas de cuidado de sus propias familias y ajenas. Exigimos a los estados cumplir con sus obligaciones de garantizar y proteger los derechos de los trabajadores migrantes y sus familias. Iniciar de procesos de regularización migratoria como puerta de entrada a otros derechos.

Exigimos a los estados la fiscalización de la situación de las trabajadoras de casas particulares, de su derecho a un seguro de cesantía, del reconocimiento de la calidad de trabajadores a los vendedores ambulantes, a los trabajadores del reparto y de su derecho a conformarse en un sindicato.

Exhortamos a los estados a explorar la posibilidad de una renta universal que permita sortear los efectos de la pandemia y el hambre. Hacemos un fraternal llamado a los sindicatos a incluir a los trabajadores migratorios como parte de sus integrantes. La pandemia nos ha enseñado que solo con la solidaridad y el bien común podremos luchar contra la mercantilización de la vida, contra el patriarcalismo, el neocolonialismo y el capitalismo.

¡LOCAL O EXTRANJERA, LA MISMA CLASE OBRERA!
¡VIVA LA LUCHA DE LOS/AS TRABAJADORES MIGRANTES Y SUS FAMILIAS!  

Miredes Internacional International Migrants Alliance - IMA

"O se regularizan o se van"

"O se regularizan o se van": la frase que marca una tendencia política del actual Gobierno hacia la migración en Chile.

Durante el mes de Octubre, en una gira por la Región de Antofagasta el Presidente Gabriel Boric al ser interpelado por la situación de las comunidades inmigrantes en la Región, la crisis de la vivienda y la delincuencia. 

“A quienes estén en situación irregular o se regularizan o se van y a quienes hayan cometido delitos derechamente se tienen que ir” fue una de las respuestas que generó el actual presidente, dejando un mal sabor de boca a quienes han estado -desde el cambio de Gobierno- proponiendo y promoviendo espacios de interlocución entre organizaciones sociales, espacios de la sociedad civil e instituciones públicas en materia migratoria, con grandes expectativas de que la situación de crisis humanitaria de las comunidades en contexto de movilidad humana pueda ser atendida, en especial con aquellos grupos que se han visto forzados a ingresar de manera irregular, y quienes actualmente viven en una situación de desprotección, sumado a la ausencia de alternativas para regularizar su situación.

La realidad es que este tipo de mensajes no sólo contribuyen a alimentar el contexto de criminalización que existe en Chile contra la comunidad inmigrante -que hasta ahora ha sido fortalecido por sectores políticos ultranacionalistas-, sino que también contradice los numerosos esfuerzos que se han estado realizando en torno a superar las barreras institucionales que han violentado a las personas inmigrantes durante los últimos años o generar instancias de participación para incorporar las voces de la sociedad civil en la política nacional migratoria.

Lo preocupante de la frase "se regularizan o se van", no sólo es seguir confundiendo la situación administrativa o documentaria de las personas en movilidad humana con los delitos, sino la desinformación del Presidente en torno a sus propias políticas migratorias. La ley de Migraciones 21.325 impide que las personas con ingreso irregular puedan regularizar su situación, excepto por contadas situaciones excepcionales o si desde la Subsecretaría del Interior se establece un mecanismo de regularización extraordinaria para quienes se encuentren en situación irregular (art. 155). Sin embargo, no hay ni rastro de que suceda esto último, aunque existan miles de personas que estarían dentro de los casos calificados como motivos humanitarios , la evidencia ha demostrado que la xenofobia generalizada en todas las tendencias políticas ha colocado el rechazo hacia las personas inmigrantes o hacia la migración irregular como una temática común del populismo nacionalista electorero, y no como un asunto de interés e importancia regional que va más allá de la discusión sobre el control de fronteras.

Si no existe un consenso político general en torno a abordar la situación de las personas inmigrantes desde una concepción integral, y si no se generan campañas masivas de sensibilización sobre la realidad de las personas inmigrantes que comiencen por concientizar a la propia administración pública ¿Se podrá, en cuatro años, subsanar de forma razonable todos los atropellos, vulneraciones, represiones, exclusiones e injusticias cometidas hacia las comunidades inmigrantes durante los últimos años?

 

“Sin derechos No”, la exigencia ante nueva ley de migraciones

Proyecto de Ley de Migración y Extranjería sigue incumpliendo obligaciones internacionales de respeto a los derechos humanos y la propia constitución.

Bajo el lema “Sin derechos No”, organizaciones y personas migrantes y pro migrantes denuncian que el Proyecto de Ley de Migración y Extranjería, aprobado recientemente en la Comisión de Hacienda, sigue incumpliendo obligaciones establecidas en tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Chile y no respeta los derechos fundamentales que la Constitución garantiza a todas las personas.

En una carta pública, las organizaciones declaran que Chile necesita una Ley de Migraciones fundada en evidencia empírica y que garantice los derechos humanos de todas las personas migrantes, incluidos niños, niñas y personas adultas. Sobre ello, la evidencia demuestra que políticas restrictivas, como la que plantea el Proyecto de Ley, promoverá la irregularidad migratoria, agudizará la exclusión y precarización laboral de trabajadores y trabajadoras migrantes. Contrario a ello, garantizar mecanismos de regularización migratoria, será el primer paso para la protección de las condiciones laborales de todos y todas quienes habitamos en el territorio nacional y aportará a disminuir el racismo en Chile.

En el texto reconocen los avances del Proyecto de Ley aprobado por la Comisión de Hacienda, especialmente en materia de protección de niños, niñas y adolescentes no acompañados y el establecimiento de algunas categorías de residencia para quienes desean ingresar a Chile en búsqueda de trabajo y sujetos de especial protección. Sin embargo, señalan que, en otros temas sustanciales, el proyecto sigue presentando graves deficiencias, como la ampliación del plazo de detención previa a la expulsión, la eliminación de la regularización extraordinaria, la precaria posibilidad de cambio de categoría migratoria y la introducción de una norma para sustituir el beneficio de libertad condicional por la expulsión de personas extranjeras. Hay recelo porque muchas de estas disposiciones aprobadas especialmente en la Comisión de Hacienda fueron acordadas por parlamentarios de oposición y oficialistas sin deliberación pública, fuera de la discusión en las sesiones y sin considerar la opinión de organizaciones migrantes, expertas y expertos y de la sociedad civil, tal como consta en el registro de las sesiones de esa Comisión.

La denuncia señala que no fueron considerados los estándares mínimos de derechos humanos que mencionaron distintas organizaciones nacionales e internacionales, y, en particular, el Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares de las Naciones Unidas, quienes han expresado su preocupación por esta inminente aprobación.

Para que el proyecto de Ley de Migraciones cumpla con las obligaciones internacionales de derechos humanos, es necesario que el Senado en la votación en sala, impulse, al menos, lo siguiente: Un mecanismo ordinario y permanente de regularización migratoria para todas las personas migrantes sin discriminación (art. 69); permitir el cambio de categoría migratoria en el territorio nacional para todas las personas que ingresen al país, sin criterios arbitrarios de exclusión y no sólo para quienes ingresen al país en búsqueda de trabajo (art. 58); incorporar el Acuerdo de Residencia Mercosur como categoría de residencia (art. 70); mantener los actuales accesos a derechos sociales de las y los extranjeros conforme a la Constitución y normativa vigente, garantizando igualdad de acceso a todas las personas migrantes que tengan menos de dos años de residencia y a sus familias (art. 16 a 18); garantizar el debido proceso en procedimientos de expulsión de adultos y de retorno asistido de niños, niñas y adolescentes no acompañados (arts. 131, 132, 133 y 142); fijar la detención migratoria por un plazo máximo de 24 horas y como medida de último recurso (art. 135); permitir la reunificación familiar para todos los tipos de familias, incluidas homoparentales (art. 19); asegurar la regularidad migratoria de sujetos de especial protección, incluidos niños, niñas y adolescentes no acompañados, personas que requieran protección complementaria, víctimas de trata y tráfico y víctimas de violencia de género (arts. 13, 41 y 70); consagrar expresamente el principio de no devolución para solicitantes de asilo, refugiados y sujetos de protección complementaria (arts. 10 y 131); impedir restricciones inconstitucionales para ejercer el derecho a sufragio (art. 175); garantizar la participación de las organizaciones migrantes y pro migrantes en la adopción de políticas migratorias y otras medidas que los afecten; y rechazar las normas que regulan la sustitución del beneficio de libertad condicional y penas por la medida de expulsión, introducidas recientemente por la Senadora Luz Ebensperger y aprobadas por unanimidad en la Comisión de Hacienda.

30 de Septiembre: Día de visibilidad de las y les que migran

El 30 de septiembre no es un día cualquiera para la comunidad migrante en Chile, es el día en donde la violencia social e institucional tuvo su máxima expresión de racismo y xenofobia. Fue el día del asesinato de Joane Florvil.

Mujer migrante, afrodescendiente, haitiana, cuyas vivencias se identifican con la realidad de muchas otras mujeres y disidencias sexuales migrantes, refugiadas y antirracistas, quienes viven de manera cotidiana muchas formas de violencia o exclusión. Es por esto que queremos conmemorar a la compañera Joane Florvil desde el profundo respeto por su memoria, pero también hacer visible la realidad que existe actualmente, desde la diversidad de mujeres y disidencias, y desde la diversidad de luchas, porque la historia de Joane no puede repetirse.

Carta de repudio por la violación de derechos a mujeres inmigrantes en Estados Unidos

Nosotras del Frente de Mujeres Inmigrantes, Refugiadas y Apátridas de la ciudad de San Pablo, Brasil, expresamos públicamente nuestro repudio a la realización de histerectomías (extirpación del útero) a mujeres inmigrantes sin su consentimiento. De acuerdo a las denuncias publicadas estas mujeres se encuentran detenidas en el Centro de Detención del Servicio de Control de Inmigración y de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en el estado de Georgia, en Estados Unidos.

Dichas denuncias señalan que mujeres de países de Latinoamérica y África, que no tienen conocimientos de inglés, hecho que las hace vulnerables a la coacción y el engaño, están siendo esterilizadas, sin tener en cuenta su derecho a decidir.

Este caso puede calificarse de abuso de poder de parte del gobierno estadounidense, de violación a la ética médica en todas sus dimensiones, de prácticas xenófobas y de violación grave de los derechos humanos. Si se confirma la denuncia, esta práctica viola leyes, acuerdos y recomendaciones nacionales e internacionales, de acuerdo a lo establecido en las Conferencias Internacionales de la ONU, sobre población y desarrollo y sobre mujeres: 

(…) Los derechos reproductivos abarcan ciertos derechos humanos que ya están reconocidos en las leyes nacionales, en los documentos internacionales sobre derechos humanos y en otros documentos pertinentes de las Naciones Unidas aprobados por consenso. Esos derechos se basan en el reconocimiento del derecho básico de todas las parejas e individuos a decidir libre y responsablemente el número de hijos, el espaciamiento de los nacimientos y el intervalo entre éstos y a disponer de la información y de los medios para ello y el derecho a alcanzar el nivel más elevado de salud sexual y reproductiva. También incluye su derecho a adoptar decisiones relativas a la reproducción sin sufrir discriminación, coacciones ni violencia, de conformidad con lo establecido en los documentos de derechos humanos. (…) Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), que tuvo lugar en El Cairo, Egipto, en 1994, y fue reafirmada en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, en Beijing, China, en 1995. Según el párrafo 7.3 del Programa de Acción del Cairo y ratificado en las conferencias siguientes.

Resulta que tales hechos, si se prueban, se convierten en un episodio grave en la actualidad, dentro de una trayectoria histórica en los Estados Unidos de abusos de esterilización e injusticias reproductivas en la que las mujeres pobres y negras fueron objeto de leyes eugenésicas en varios estados.

No podemos quedarnos calladas, el silencio es una forma de mantener las desigualdades que conducen a las injusticias y a la deshumanización. Por eso, nos sumamos a varias voces y manifestaciones, en todo el mundo, que reclaman investigación y sanción, de estas graves denuncias, para que las mujeres no sigamos siendo usadas como instrumento de guerras, ni de políticas, ni de prácticas discriminatorias.

Estamos atentas y seguiremos vigilando los avances y conclusiones de esta grave denuncia que viola los derechos humanos, para que los responsables sean sancionados, en instancias nacionales e internacionales, y para que estas prácticas sean totalmente erradicadas de los órganos de decisión gubernamentales de los países. 

Exigimos que se termine con la criminalización de la migración en Estados Unidos y exigimos el cierre de estos centros de detención. También exigimos protección para las personas que han denunciado esta situación, entre ellas la enfermera estadounidense Dawn Wooten.

La humanidad no avanzará si no se respetan la salud reproductiva y los derechos de las mujeres.

San Pablo, 29 de Septiembre de 2020

Por el Frente de Mujeres Inmigrantes, Refugiadas y Apátridas de la ciudad de San Pablo, Brasil: Coletivo Sí, Yo Puedo; Equipe de Base Warmis - Convergência das Culturas; Rede de Mulheres Imigrantes Lésbicas e Bissexuais - MILBi; Mujeres migrantes y refugiadas independientes. 

Organizaciones que apoyan y firman esta carta: 

Argentina

Asociación Civil Yanapacuna
Convergencia de las culturas Mar del Plata
Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans - FALGBT+
Frente de Migrantes Organizados de la República Argentina
Indústria Metalúrgica y Plástica Argentina - IMPA
MAT
Ni Una Migrante Menos
Red de Migrantes y Refugiades en Argentina
Convergencia de las Culturas Argentina
Asociación MILAGROS AYELEN discapacidad desarrollo consciente
Kuña Aty CABA
Movimiento Evita 

Brasil

Associação Potiguar de doulas - APD
Apeoesp Subsede Suzano
As Trapeiras 
Associação Educacional e beneficente vale da benção
Programa Reconstruir - apoio a famílias Refugiadas
Associação Renascer Mulher 
Casa das Áfricas
Católicas pelo Direito de Decidir 
Centro dos Direitos Humanos Maria da Graça Braz 
Centro Integrado João de Paula - Exército de Salvação 
Coordenadoria Ecumênica de Serviço - CESE
Cio da Terra - Coletivo de Mulheres Migrantes
Coletiva TIME - Táticas Integradas para Meninas e Mulheres
Coletivo Magdas Migram RJ
Comitê Migrações e Deslocamentos da Associação Brasileira de Antropologia
Conselho de Leigos da Arquidiocese de São Paulo - CLASP
Conselho Nacional de Igrejas Cristãs do Brasil
Espaço Cultural Mané Garrincha
Fórum de Mulheres de Joinville
Fórum Internacional Fontié ki Kwaze - Fronteiras Cruzadas
Frente Feminista de Esquerda Alto Tietê
Grupo Operário Internacionalista
ONG Rabet
Laboratório de Estudos Migratórios - LEM
LGBT+Movimento
Meta Assessoria em Desenvolvimento Humano 
Odara Conecta
Oitava Feminista
Pastoral da Criança 
Projeto Imigrantes e Refugiados Joinville
Projeto de Promoção dos Direitos de Migrantes - PROMIGRA
QG Feminista
Rede de Mulheres Negras do Paraná 
Coletivo Labibe Yumiko
Coletivo Garoa
Grupo Afirmativo de Mulheres Independentes - GAMI 
Roda a Palavra Paz
Fórum Brasileiro do Novo Humanismo pela Não Violência Ativa 

Chile

Brigada Migrante Feminista Cabildo "Salud, un Derecho"
Colectivo de Teatro Palabrota
Comisión de Derechos Humanos Colegio de Psicólogos de Chile
Comisión Nacional de Mujeres Juventudes Comunista
Con las amigas y en Akunkawa
Convergencia de las Culturas Valparaíso, Chile
Coordinadora Nacional de Inmigrantes de Chile
Corporación de Desarrollo de la Mujer La Morada
Fundación Féminas Latinas
Grupo de Estudios de Religión y Política - GEMRIP
Movimiento de Acción Migrante - MAM
Laboratorio Comunitario para mujeres negras y afrodescendientes Negrocentricxs
Ni Una Menos - Activistas Feministas 
Observatorio Ciudadano
El Llamado de la Tribu (Círculo de Mujeres)
Fundación EPES
Comisión de DDHH de la Esquina de la Dignidad 
Raíces de Resistencia 
Secretaría de Mujeres Inmigrantes 
Teatro de las Oprimidas Mar y Cordillera 

Colombia

Rueda la Palabra Paz
Católicas por el Derecho a Decidir
Corporación de Apoyo a Comunidades Populares - CODACOP
Colectiva Suyan
Colectivo La Subterránea
La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres
Red Huilense de Defensa y Acompañamiento en Derechos Sexuales y Reproductivos - RHUDA 
 

Costa Rica

Asociación Red de Mujeres Nicaragüenses

Cuba

Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba

Ecuador

La Gallina Malcriada
UNHTA

España

Asociación cultural, social y empresarial de Hispanoamericanos en Valencia
Asociación SEDOAC
Centro Humanista de las Culturas
Encuéntrame en Las Ondas
Huitaca Pacto por la vida y por la paz
Mujeres Supervivientes
Red de Mujeres Migradas de América Latina y el Caribe 
Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe
Colectiva de Mujeres Refugiadas Exiliadas y Migradas 
Convergencia de las Culturas de Lavapiés 

El Salvador

Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador

Guatemala

Convergencia Ciudadana de Mujeres
Asamblea Ciudadana contra la Corrupción y la Impunidad - ACCI
Voces de Mujeres 

Italia

Suore Francescane Alcantarine

México

Aquelarre Cihuacóatl-Colectiva feminista Hidalguense
Colectiva Inmunitas
Las brujas del mar 
Marea Verde México
Mujeres de la Sal
Viva y feminista  

Perú

Luna que Doula
Grupo Negro Mamaine

Estados Unidos

Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala - RPDG

Regional (América Latina)

Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos
Foro Humanista Latinoamericano

Guía sobre herramientas seguras para conferencias y chats grupales

El teletrabajo sigue aumentando durante la crisis del COVID-19, lo que hace que nos planteemos cuestiones relativas a la seguridad de nuestra comunicación con los/as demás, tales como: ¿Cuál es la mejor plataforma o herramienta de comunicación que podemos usar? ¿Cuál es la más segura para celebrar reuniones internas e intercambiar información sensible? ¿Cuál presenta las características adecuadas para poder impartir sesiones de formación en línea o realizar cursos a distancia mientras se preserva la privacidad y la seguridad de las personas participantes?

Front Line Defenders ha creado esta guía sencilla para ayudarte a elegir la herramienta adecuada según tus necesidades específicas. Conoce más información en: https://www.frontlinedefenders.org/es/resource-publication/guide-secure-group-chat-and-conferencing-tools

La lucha de la mujer trabajadora inmigrante: realidades y perspectivas

En este primero de mayo, fecha en la que se reivindica al movimiento obrero mundial, las circunstancias de este año nos llevan a generar reflexiones y visibilizar la realidad laboral productiva y reproductiva de nosotras las mujeres inmigrantes en Chile. El trabajo para nosotras no sólo proporciona las condiciones básicas de subsistencia, sino que además es imprescindible para garantizar nuestro reconocimiento y legalidad dentro del país que ahora habitamos.

Para indagar en el panorama general del trabajo de las mujeres inmigrantes en este contexto, es necesario analizar el papel que juega la estabilidad laboral en la posibilidad de regularizar la situación migratoria de la persona migrante: sin un trabajo estable, se hace casi imposible obtener la visa o renovarla, puesto que para esto se deben demostrar ingresos y un contrato laboral; y para un contrato laboral solicitan una visa estable, llevando a la población migrante a una encrucijada legal que incentiva el mercado laboral informal. A pesar de esto – o tal vez justamente en relación a esto- el Estado dificulta enormemente que se generen estos vínculos de estabilidad, o más bien, contribuye a la inestabilidad (recordemos que mantener un estatus de irregularidad de la población migrante permite grandes ganancias económicas, básicamente, porque permite e impulsa la explotación).

Para el gobierno actual la migración no es un derecho, lo que nos lleva a NO ser sujetes de derechos. Para el caso de les trabajadores migrantes, esto se refleja en no tener acceso a condiciones dignas de trabajo, ni mucho menos tener un salario justo. Además de esto, no existen canales eficientes que nos proporcionen con claridad información sobre nuestros derechos laborales –independiente de la situación administrativa–, que consideren por ejemplo idioma/ analfabetismo cibernético, formación sindical, entre otros.

El Estado promociona una inclusión laboral de los sectores migrantes que es falsa: no hay garantías de trabajo digno y las ofertas del Estado no consideran enfoques interculturales en sus dinámicas organizativas. Existen grandes dificultades para certificar oficios y/o validar estudios o experiencias laborales previas, lo que conlleva a una gran falta de aprovechamiento del conocimiento tanto profesional como técnico de nuestro sector, así como también lleva a la deslegitimación de nuestros saberes populares. Un ejemplo de ello es la situación de les profesionales migrantes de la salud en este contexto de emergencia sanitaria, quienes cuentan con la formación y experiencia pero no pueden ejercer por no presentar un examen de convalidación cuyo costo asciende los 2 millones de pesos y que además ha sido fuertemente cuestionado por organismos internacionales al incentivar la discriminación por nacionalidad.

Bajo este contexto, la población migrante se somete a una reiterada situación de violencia laboral, la cual es compleja de denunciar por el miedo que tienen las personas de nuestro sector a perder sus únicas posibilidades de ingresos para sustentarse. Esta violencia es sistemática, deliberada y además se agrava al agregarse el componente de género (si la persona migrante es una mujer). En un plano general las mujeres migrantes nos encontramos expuestas a diferentes niveles de abuso (explotación) laboral: jornadas más extensas, menor salario, irregularidades en la contratación, imposibilidad de conseguir un contrato o salir del trabajo precario e incluso situaciones de esclavitud disfrazada.

Con la crisis sanitaria se ha agudizado la xenofobia y el racismo, alimentados por los medios de comunicación que nos exponen como chivo expiatorio del mal manejo que ha hecho el Gobierno ante la situación del Covid-19. Hemos sido visibilizadas como la imagen de la Pandemia (por ejemplo: portada del Periódico La Segunda).

Las mujeres migrantes, que generalmente cumplimos dobles y triples jornadas laborales, incluyendo las labores domésticas, de cuidado y las organizativas (que no son remuneradas), nos vemos limitadas en la búsqueda del sustento económico, porque no tenemos redes ni recursos que nos permitan redistribuir nuestras responsabilidades, las cuales generalmente no coinciden (encontrándonos con situaciones de mujeres que no pueden salir a trabajar porque tienen que cuidar a les niñes), ya que el cuidado familiar es incompatible con nuestras actividades laborales por la dificultad de nuestras condiciones.

Otra cara del contexto actual es que mujeres han sido despedidas por negarse a exponerse a los contagios o por recorte de personal, cierre de los negocios. Muchas otras que, al no estar en el mercado laboral formal por no contar con los documentos vigentes –debido a que extranjería está tardando más de lo establecido en la gestión de las visas- no pueden acceder al seguro de cesantías e incluso a la canasta de alimentos para les hijes menores que estudian.

Actualmente muchas mujeres trabajadoras de casa particular se encuentran en situación de esclavitud disfrazada: bajo la excusa de “cuidarse de los contagios” se ven obligadas a mantenerse 24×7 en sus espacios de trabajo con amenaza de despido en caso de moverse del lugar, sin poder ver a sus familias ni desarrollar su cotidianidad.

Ante este panorama de crisis, hemos de expresar nuestras preocupaciones como mujeres migrantes trabajadoras, y extender las siguientes demandas:

 – Que se reajusten las fechas límites pautadas por extranjería para la realización de trámites migratorios.

– Jornadas extraordinarias de regularización que nos permitan acceder a las mínimas condiciones de seguridad laboral que garantiza el Estado Chileno (Regularización para que las personas que están irregulares puedan formalizar y contar con un documento de identidad en el país).

– Que se nos incluyan en las medidas económicas del Estado para la protección del pueblo, independiente de la situación administrativa y sobre todo garantizar la de las familias con hijes.

– Posibilidad de condonar la multa, pero también de evaluar los casos en que por malas gestiones por parte del DEM, les migrantes deben pagar para regularizar la situación migratoria, así como para salir del país en caso de haber entrado por pasos no habilitados (hay muchas trabajadoras que dadas las circunstancias necesitan regresar a sus países y no pueden hacerlo por no contar con recursos para pagar esta multa).

De cara al contexto actual y como organización feminista migrante, tenemos como desafío y perspectiva el actuar de manera conjunta entre mujeres migrantes trabajadoras, presionando al gobierno para que tome medidas que garanticen la dignidad y los derechos de los sectores migrantes. Así como también conformar y fortalecer cordones de solidaridad que permitan a las familias migrantes sobrellevar la situación de emergencia, desde un acompañamiento mutuo y apoyando las alternativas e iniciativas que nos permitan mejorar nuestras condiciones de vida y erradicar nuestra situación de vulnerabilidad. Las demandas de nuestros sectores migrantes y las acciones orientadas a combatir el racismo no se van a detener.

Seguiremos luchando por el reconocimiento de nuestras raíces, de nuestros saberes, culturas e historias, porque cada vez tenemos menos miedo, porque cada vez estamos más unidas nosotras las mujeres en la posibilidad de transformar nuestras condiciones para dignificarnos.

Seguiremos luchando por el derecho a ser lo que somos, ante la negación de nuestra importancia y existencia. Buscaremos la reivindicación de nuestros derechos como mujeres trabajadoras, así como también el reconocimiento y respeto de nuestras labores. En contra de todas las formas de explotación que sufren las mujeres trabajadoras inmigrantes.

Vamos a disputar el sentido político de esta crisis: ante la política de distanciamiento y confinamiento, nuestra política es la de vinculación social y solidaridad entre nuestros pueblos. Ante la lógica de precarización laboral y economía para la muerte, nuestra lógica es la de colaboración social, cooperativismo, organización y autogestión para garantizar la continuidad de la vida.

¡Arriba la lucha de las mujeres inmigrantes trabajadoras!

Las Vidas Migrantes también valen 1: Entrevista a Gladys, hermana de Maicol Yagual

Tras un año del fatídico asesinato de MAICOL YAGUAL, joven migrante ecuatoriano de 22 años, a manos del Estado Chileno, les invitamos a participar de este conversatorio en un ejercicio de escucha y acompañamiento a su hermana y familia, quienes hoy sufren tanto su ausencia como la impunidad de su crimen.

Te invitamos a acompañarnos en este espacio dispuesto para alzar la voz por la *memoria de MAICOL* en pro de justicia, verdad, reparación y no repetición.

Mais de 100 coletivos se mobilizam contra retirada de úteros de mulheres imigrantes nos EUA

O escândalo de esterilização forçada de mulheres migrantes nos Estados Unidos vem motivando mobilizações de repúdio em âmbito internacional, inclusive no Brasil.

No último dia 15 de setembro veio à tona a denúncia de que mulheres imigrantes presas em um Centro de Detenção do Condado de Irwin, no estado de Georgia foram submetidas a histerectomias. O procedimento consiste na retirada do útero, impedindo a gravidez.

A primeira denúncia foi realizada por uma enfermeira identificada como Dawn Wooten, ex-funcionária da unidade, que entregou as informações para as organizações de direitos civis ‘Project South’ e ‘Government Accountability Project’.

De acordo com a denúncia, a esterilização teria sido realizada em massa, sem informações claras para as imigrantes. O centro de detenção também não realizava testes para detectar possíveis casos de Covid-19 entre as mulheres detidas.

Autoridades de imigração no país confirmaram que o inspetor geral do Departamento de Segurança Nacional vai apurar o caso.

Indignação e mobilização

Em São Paulo, várias organizações também iniciaram uma mobilização com o objetivo de denunciar e divulgar a situação. Segundo uma das fundadora da Equipe de Base Warmis — Convergência das Culturas, a chilena Andrea Carabantes, a situação não é novidade:

“Ela vai se instalando como ‘forma aceitável’ de tratar mulheres migrantes.”

O movimento começou no dia 22 de setembro, por redes sociais, a partir da ação da Frente de Mulheres Imigrantes, Refugiadas e Apátridas de São Paulo. Essa articulação reúne a Warmis, a Rede de Mulheres Imigrantes, Lésbicas e Bissexuais (Milbi), Coletivo Sí, Yo Puedo e mulheres imigrantes e refugiadas independentes. A ação lançou uma nota de repúdio frente às denúncias de histerectomias sem o consentimento das mulheres em centros de detenção nos Estados Unidos.

A mobilização compartilhou o caso com as organizações internacionais de migrantes, feministas e de proteção dos direitos humanos, pedindo apoio para a nota de repúdio emitida pela frente de coletivos. Obtidas as assinaturas, as organizações enviaram a carta assinada para a Embaixada dos Estados Unidos.

O texto que pede apoio para diversas entidades exige o fim da criminalização da migração nos Estados Unidos, além do fechamento dos centros de detenção. Outro pedido também é a proteção às pessoas que denunciaram os casos recorrentes, incluindo a enfermeira Dawn Wooten.

Ao todo, 112 organizações de 14 países da América e da Europa assinaram a carta e a nota foi enviada nos dias 28 e 29 de setembro:

Argentina
Asociación Civil Yanapacuna
Convergencia de las culturas Mar del Plata
Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans – FALGBT+ Frente de
Migrantes Organizados de la República Argentina
Indústria Metalúrgica y Plástica Argentina – IMPA
MAT
Ni Una Migrante Menos
Red de Migrantes y Refugiades en Argentina
Convergencia de las Culturas Argentina
Asociación MILAGROS AYELEN discapacidad desarrollo consciente Kuña Aty CABA
Movimiento Evita

Brasil
Associação Potiguar de doulas – APD
Apeoesp Subsede Suzano
As Trapeiras
Associação Educacional e beneficente vale da benção/ Programa Reconstruir – apoio a
famílias Refugiadas
Associação Renascer Mulher
Casa das Áfricas
Católicas pelo Direito de Decidir
Centro dos Direitos Humanos Maria da Graça Braz Centro Integrado João de Paula –
Exército de Salvação Coordenadoria Ecumênica de Serviço – CESE
Cio da Terra – Coletivo de Mulheres Migrantes
Coletiva TIME – Táticas Integradas para Meninas e Mulheres
Coletivo Magdas Migram RJ
Comitê Migrações e Deslocamentos da Associação Brasileira de Antropologia Conselho
de Leigos da Arquidiocese de São Paulo – CLASP
Conselho Nacional de Igrejas Cristãs do Brasil
Espaço Cultural Mané Garrincha
Fórum de Mulheres de Joinville
Fórum Internacional Fontié ki Kwaze – Fronteiras Cruzadas
Frente Feminista de Esquerda Alto Tietê
Grupo Operário Internacionalista
ONG Rabet
Laboratório de Estudos Migratórios – LEM
LGBT+Movimento
Meta Assessoria em Desenvolvimento Humano
Odara Conecta
Oitava Feminista
Pastoral da Criança
Projeto Imigrantes e Refugiados Joinville
Projeto de Promoção dos Direitos de Migrantes – PROMIGRA
QG Feminista
Rede de Mulheres Negras do Paraná
Coletivo Labibe Yumiko
Coletivo Garoa
Grupo Afirmativo de Mulheres Independentes – GAMI
Roda a Palavra Paz
Fórum Brasileiro do Novo Humanismo pela Não Violência Ativa

Chile
Brigada Migrante Feminista
Cabildo “Salud, un Derecho”
Colectivo de Teatro Palabrota
Comisión de Derechos Humanos Colegio de Psicólogos de Chile Comisión Nacional de
Mujeres Juventudes Comunista
Con las amigas y en Akunkawa
Convergencia de las Culturas Valparaíso, Chile
Coordinadora Nacional de Inmigrantes de Chile
Corporación de Desarrollo de la Mujer La Morada
Fundación Féminas Latinas
Grupo de Estudios de Religión y Política – GEMRIP
Movimiento de Acción Migrante – MAM
Laboratorio Comunitario para mujeres negras y afrodescendientes Negrocentricxs Ni Una
Menos – Activistas Feministas
Observatorio Ciudadano
El Llamado de la Tribu (Círculo de Mujeres)
Fundación EPES
Comisión de DDHH de la Esquina de la Dignidad
Raíces de Resistencia
Secretaría de Mujeres Inmigrantes
Teatro de las Oprimidas Mar y Cordillera

Colômbia
Rueda la Palabra Paz
Católicas por el Derecho a Decidir
Corporación de Apoyo a Comunidades Populares – CODACOP
Colectiva Suyan
Colectivo La Subterránea
La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres
Red Huilense de Defensa y Acompañamiento en Derechos Sexuales y Reproductivos –
RHUDA

Costa Rica
Asociación Red de Mujeres Nicaragüenses

Cuba
Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba

Equador
La Gallina Malcriada UNHTA

El Salvador
Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador

Guatemala
Convergencia Ciudadana de Mujeres
Asamblea Ciudadana contra la Corrupción y la Impunidad – ACCI Voces de Mujeres

Itália
Suore Francescane Alcantarine

México
Aquelarre Cihuacóatl-Colectiva feminista Hidalguense Colectiva Inmunitas
Las brujas del mar
Marea Verde México
Mujeres de la Sal Viva y feminista

Peru
Luna que Doula
Grupo Negro Mamaine

Espanha
Asociación cultural, social y empresarial de Hispanoamericanos en Valencia Asociación
SEDOAC
Centro Humanista de las Culturas
Encuéntrame en Las Ondas
Huitaca Pacto por la vida y por la paz
Mujeres Supervivientes
Red de Mujeres Migradas de América Latina y el Caribe Red de Mujeres
Latinoamericanas y del Caribe Colectiva de Mujeres Refugiadas Exiliadas y Migradas
Convergencia de las Culturas de Lavapiés

Estados Unidos de América
Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala – RPDG

Regional (America Latina)
Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos
Fórum Humanista Latino-americano

Até o momento, não houve nenhum retorno ou pronunciamento do governo estadunidense. 

Manual sobre Seguridad: Pasos Prácticos para Defensores/as de Derechos Humanos en Riesgo

El Manual sobre Seguridad de Front Line Defenders ha sido inspirado por los cientos de DDH de más de 50 países que han asistido a los talleres de Front Line Defenders sobre seguridad y protección. Estos/as DDH han sido capaces de continuar su trabajo porque han tomado medidas para gestionar su seguridad. Han evaluado su situación de una manera sistemática y desarrollado las estrategias y tácticas que mejor se adaptan a su entorno particular.

Disponible en: https://www.frontlinedefenders.org/es/resource-publication/workbook-security-practical-steps-human-rights-defenders-risk

Movimiento migrante desarrolló intervención performática para rechazar expulsiones colectivas

Esta semana la Coordinadora Nacional de Inmigrantes se sumó a la Huelga General del 30 de abril, y como acto previo, realizó una intervención performática en espacio público, en repudio y respuesta a las expulsiones colectivas ilegales que ejecuta el gobierno.

Usando overoles blancos, una larga fila de personas con consignas referentes a la migración y derechos humanos, caminó alrededor de la Plaza de Armas de Santiago, simulando los actos de deportación que realiza el gobierno con personas migrantes, antes de abordar el avión.

Durante las declaraciones a la prensa, Catalina Bosch, vocera de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, y candidata a la Convención Constitucional por el distrito 9, manifestó: “a través de este acto repudiamos las expulsiones porque fueron arbitrarias e ilegales, desconocieron los derechos humanos de las personas migrantes. Este gobierno criminaliza la migración, a las mujeres migrantes, por eso llamamos a todas la fuerzas políticas, movimientos y personas, que en Chile, están comprometidos con los derechos humanos, a que se sumen a nuestro clamor por derogar esta Ley de Migración, por una regularización migratoria sin exclusiones, en el contexto de una pandemia que ha azotado gravemente a nuestros pueblos, y  por incorporar el derecho a migrar, de las personas que han llegado a Chile, y de chilenos que están en el exterior”.

 

manifestacion overoles2

Acto seguido, Manuel Hidalgo, también vocero de la organización, y candidato constituyente por el distrito 10, expresó: “este gobierno no ha demostrado ninguna sensibilidad con el drama  y necesidad del pueblo trabajador, los pueblos originarios, el pueblo mapuche, ni con la crisis humanitaria de las personas migrantes, que buscan estar al lado de sus familias”.

“Se expulsa, a pesar de que en su ley de migraciones ha puesto algo que es letra muerta, que dice que la migración no puede ser causa de delito, pero los expulsa junto a personas que han delinquido para criminalizarlos ante la opinión pública, para desinformar. Además incumple su propia ley que había dado un plazo de 180 días para que las personas que ingresaron por pasos no habilitados pudieran salir del país y solicitar una visa para regresar”, agregó Hidalgo.

En tanto, Karina Nohales, vocera de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, y candidata a la Convención Constitucional por el distrito 10, quien se sumó a la intervención, se pronunció: “Sebastián Piñera por cadena nacional declaró la guerra al pueblo y hoy a través de su política de criminalización ha declarado la guerra a los pueblos y a las personas migrantes que viven acá. Eso exige, por supuesto una política de unidad frente a un gobierno criminal que se sostiene en la represión y en base a una política de miseria, nosotras, como siempre, desde un feminismo internacionalista, volvemos a afirmar que ninguna migrante es ilegal. Chilena o extranjera, la misma clase obrera”.

Al ser consultada por la actividad, Vanessa González, presidenta de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, de igual manera, señaló que, “el gobierno no quiere seguir estándares mínimos de derechos humanos, ni sus propias normativas contempladas en la nueva ley”.

“Quedan por fuera más de 30 mil personas que ingresaron por pasos no habilitados y que no podrán acogerse al proceso de regularización iniciado por el gobierno. Exigimos que se respeten los derechos humanos de quienes migran, que cesen las expulsiones, y que se revise el accionar de las cortes de apelaciones, en particular la de Iquique, porque las respuestas tardías a los recursos dan cuenta de una ausencia de justicia”, precisó González.

manifestacion overoles3

Expulsiones

La acción de calle se llevó a cabo, a pocos días de la última deportación de 55  personas extranjeras (40 de ellas por razones administrativas, y 15 con expulsiones judiciales), y que se realizó el domingo, 25 de abril. Este hecho provocó una vez más, el repudio de distintas organizaciones, al señalar que estas medidas constituyen una grave violación de los derechos humanos de personas inmigrantes por parte del Gobierno de Chile, del Ministerio del Interior, la Subsecretaría del Interior y la Policía de Investigaciones de Chile.

En la Coordinadora Nacional de Inmigrantes han declarado que el procedimiento de detención de inmigrantes fue aleatorio, no se respetó el debido proceso, y a los detenidos no se les permitió ejercer su derecho a la defensa y en algunos casos los dejaron incomunicados. Tampoco se consideraron las garantías constitucionales ni el derecho a la suspensión de las expulsiones que es reconocido por la convención internacional para la protección de los trabajadores migratorios y sus familias. El gobierno, por su parte, anunció que este es el primero de 15 vuelos de expulsión.

manifestacion overoles4

 

Nueva Ley de Migración y Extranjería

Luego de ser promulgada y publicada en el diario oficial la nueva Ley de Migración y Extranjería, la organización sostuvo que la normativa es un retroceso en derechos humanos, «mantiene el inconducente propósito de instalar un sistema de migración selectiva, segregacionista, al mismo tiempo que refuerza instituciones cuestionables y legaliza la arbitrariedad, así como establece mecanismos que promoverán la irregularidad migratoria, convirtiéndola en sistémica».

“El establecimiento de la visa consular para todas las personas que deseen venir a residir y/o trabajar en Chile implica un mecanismo de discriminación. Sólo podrán obtener visa o residencia las personas que cumplan con los requerimientos que unilateralmente fije la autoridad migratoria y que excluirán a la mayoría de los trabajadores que necesiten o se vean forzados a migrar a Chile”, se lee en una reciente declaración de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes.

manifestacion overoles5

Fotografías: Andrea Fuentealba.

No seremos sólo cifras, a un año de la revuelta popular

Durante el estallido social del 18 de octubre de 2019, les inmigrantes también salimos a manifestarnos frente a los abusos históricos de los gobiernos contra el pueblo chileno del cual nos sentimos parte activa.

A un año de esta gran toma popular de las calles, queremos honrar la memoria de les inmigrantes asesinades por la represión estatal. Sus rostros y sus historias no serán olvidados. No permitiremos que sus muertes sean sólo una cifra más; detrás de cada une hay una historia de vida y, lamentablemente, una historia de injusticia. ¡Exigimos justicia, que cese la impunidad!

 Las Vidas Migrantes son importantes y valiosas. Les inmigrantes Migramos con nuestros derechos. Ningún ser humano es ilegal.

Rechazamos la violencia ejercida por efectivos policiales en frontera norte

Rechazamos la violencia ejercida por efectivos policiales en frontera norte y denunciamos la vulneración de los Derechos Humanos de las personas inmigrantes por parte del Gobierno de Piñera.

Mientras se intensifica la precarización de la vida de las comunidades inmigrantes, refugiadas y sus familias; la violencia aumenta en la frontera norte bajo la justificación del control migratorio.

Vemos con indignación que se han intensificado los refuerzos militares en las zonas fronterizas, sin existir ningún tipo de políticas migratorias de acogida para estas comunidades, sino sólo de control sanitario, lo cual no es suficiente para atender de manera multidimensional esta crisis humanitaria. Esta situación ha provocado el aumento de tráfico y trata de migrantes.

Como Coordinadora hemos denunciado de manera constante estos hechos, los cuales han sido responsabilidad del Gobierno y sus instituciones en materia migratoria; además de visibilizar el aumento de la criminalización de la comunidad migrante por parte de estas instancias -apoyadas por diversos sectores- recrudeciendo la violencia que se traduce en expresiones de racismo y xenofobia hacia nuestras comunidades.

La crisis migratoria no ha sido responsabilidad de quienes se han desplazado fuera de sus países y atravesado la Región para poder buscar mejores condiciones de vida. La crisis migratoria no ha sido responsabilidad de los grupos más empobrecidos y precarizados. Por el contrario, ha sido responsabilidad de los sistemas económicos, políticos y sociales que han insistido en sostener la desigualdades;  y de las políticas migratorias de los países receptores de la región que han interpretado a la migración como un problema, negando a las personas el ejercicio pleno de sus derechos humanos fundamentales, incluido el derecho a la vida. Chile reproduce estos esquemas, a la par de promover una nueva ley migratoria que sólo contribuye a la exclusión y la discriminación.

Ante ello, expresamos lo siguiente:

  • Hacemos un llamado para que la migración en Chile deje de concebirse como un asunto de Seguridad Nacional y sea incorporado desde una perspectiva de Derechos Humanos. Que se reconozca a la migración como un derecho garantizado por parte de los Estados.
  • La militarización y el refuerzo de control policial en la frontera no es una solución, como se ha demostrado en experiencias internacionales, sobre todo en la frontera de México con Estado Unidos; ya que esto no detiene los flujos migratorios, sino todo lo contrario: los precariza aún más, viéndose la comunidad migrante expuesta a múltiples formas de violencia.
  • Denunciamos la situación ocurrida días atrás en Colchane -la frontera norte- en donde se evidenciaron enfrentamientos que habrían llevado a cabo efectivos del Ejército en conjunto con las fuerzas policiales para impedir el ingreso de personas (particularmente venezolanas) desde Bolivia. Este procedimiento resulta gravísimo, ya que es completamente ilegal y arbitrario, además de evidenciar que se estaría ejerciendo violencia directa hacia las personas migrantes y sus familias.
  • Hacemos un llamado para que se atienda en los términos anteriores, no sólo a la población migrante que se encuentra en el norte del país, sino también a todas las comunidades migrantes que habitamos Chile, y que exigimos una Regularización Migratoria Extraordinaria, sin condiciones o exclusiones para afrontar la pandemia.

El regular las fronteras no significa vulnerar los derechos de las personas, discriminarlas y mucho menos deshumanizarlas. Es fundamental fortalecer el trabajo intersectorial en conjunto con organizaciones sociales, que permita generar alternativas vinculantes para contrarrestar la vulneración de las políticas migratorias restrictivas y en donde la vida de las comunidades migrantes, nuestras vidas, dejen de correr peligro;  no sólo por el trayecto migratorio sino también ante la pandemia por Covid -19.

¡Basta de violencia policial en las fronteras! ¡Basta de criminalización a las comunidades inmigrantes!  ¡Ningún ser Humano es Ilegal!

¡Ningún ser Humano es Ilegal!

2020 - 2023 - Ningún Ser Humano Es Ilegal
Es una campaña coordinada por la Red de Periodistas Migrantes y la Coordinadora Nacional de Inmigrantes de Chile, con apoyo de Fondo Alquimia.